Back to Top

Cuando las mujeres aprendan a que ellas deben de elegir y no ser elegidas, que a ellas es que deben de rogarles y no ellas estar rogando, que a ellas deben de llorarles y no ellas llorar, cuando se den cuenta de lo que realmente valen, ese día van a dejar de sufrir por pendejos.



(Source: felicidad-amedias, via he-is-everything-i-want-and-more)